En este tiempo de pandemia han surgido muchas dudas sobre el cuidado que debemos tener para protegernos del COVID-19, es por eso que en esta edición invitamos a Fausto Moreno, especialista en Medicina interna y gastroenterología. Con quien aclaramos algunas dudas y mitos alrededor del tema.

Es así como el Dr. nos menciona que cualquier actividad que mejore el aseo y el uso de mascarilla es de suma importancia y en la mayoría de los casos es suficiente para no contagiar o infectarse del virus. A las personas que asisten a hospitales o profesionales de salud que atienden a pacientes con esta enfermedad se recomienda el uso de mascarilla KN95, ropa anti fluidos y visor o gafas para una mayor seguridad; pero estas medidas sólo se deben adoptar cuando existe un alto nivel de riesgo, caso contrario no es necesaria la sobreprotección: un buen lavado de manos, higiene y utilización de mascarilla es suficiente.

Es importante recalcar que hay algunas mascarillas que se pueden lavar o reutilizar, todo depende del tiempo de uso y en caso de que se haya estado en un lugar de riesgo es mejor desecharlas.

¿Son efectivas las pruebas del COVID-19?

Primero es clave entender que deberíamos tener síntomas para hacernos cualquiera de las pruebas de COVID-19. En caso de haber estado en contacto con una persona contagiada, podemos esperar de 7 a 14 días, si pasado ese tiempo tenemos alguna sospecha de habernos infectado, lo más recomendable es realizarse la prueba PCR o también conocido como hisopado nasofaríngeo porque es la que tiene una mayor confiabilidad.

Dada la situación en que presentemos varios síntomas y el resultado dé negativo, sí podríamos esperar unos días y volvernos a realizar el PCR, para asegurar el resultado y además debemos aislarnos durante este tiempo para no poner en riesgo a otras personas.

Medidas para prevenir el riesgo de contagio en aeropuertos y aviones

Si vamos a viajar las recomendaciones principales son: utilizar mascarilla y llevar gel de manos. Pero si existe sintomatología es muy importante usar una mascarilla quirúrgica o KN95, si queremos aumentar el nivel de protección podemos utilizar gafas o visor.

Muchas personas creen que la ropa anti fluido también evita el contagio, pero en realidad no tiene tanta utilidad, podemos utilizar cualquier parada de ropa y al llegar a casa lavarla inmediatamente. Una vez que estemos dentro del avión se recomienda evitar el diálogo para reducir las gotas de saliva y por ende el contagio.

Síntomas del virus y nuevos contagios

Cuando inició la pandemia en el mundo se conocía que los síntomas principales del COVID-19 eran: fiebre, dolor de cabeza, tos y cefalea. Sin embargo con el paso del tiempo y aumento de casos se han desarrollado nuevos estudios y opiniones de expertos, que demuestran que muchos pacientes presentan cuadros digestivos que pueden desencadenar una mayor gravedad.

Por otro lado, este virus al ser una enfermedad sistémica se ha dado a conocer que muchos órganos pueden verse comprometidos y de igual manera puede generar Tromboflebitis, un proceso inflamatorio que produce coágulos sanguíneos que obstruyen una o más venas.

Otro tema que se ha discutido mucho, es acerca de que si una persona se enferma de COVID-19 se podría volver a contagiar. El Dr. Fausto Moreno nos explicó que después de contagiarse el cuerpo genera inmunidad por un tiempo, normalmente de 6 meses a 1 año, por lo tanto existe una pequeña posibilidad de volvernos a contagiar durante ese tiempo, pero la ventaja es que no se desarrolla la enfermedad y no se presentan síntomas. Es por eso que muchos creen que la vacuna es la solución, pero definitivamente faltan muchos años de investigación para medir su efectividad.

Recomendaciones para manejar un caso de contagio en el hogar

Esta situación genera preocupación y estrés en la población, por eso es mucho mejor tener conocimiento y saber cómo proceder en diferentes momentos. Es así que cuando una persona en el hogar ha contraído el virus lo más importante es tener una valoración médica para saber en qué nivel de gravedad se encuentra la enfermedad; si el doctor asegura que es un caso leve podríamos tratarlo en casa, siempre y cuando no se encuentren personas vulnerables en el mismo espacio, y de esta manera debemos tomar las medidas necesarias: uso de mascarilla, distanciamiento de 2 metros y un aislamiento de 10 a 15 días hasta volver a realizar una nueva prueba para minimizar el riesgo de contagio.

Mientras que, si la persona tiene una fiebre mayor a 38 grados, dificultad para respirar y cuadros digestivos es muy necesario que reciba atención médica.

Prevención en restaurantes y deportes al aire libre durante la pandemia

Una de las situaciones más difíciles de la pandemia ha sido reducir la interacción social, no poder hacer nuestras actividades con normalidad y tener miedo de asistir a lugares más concurridos. Para esto existen algunas recomendaciones: cuando queramos disfrutar de nuestra comida favorita en algún restaurante, tomando en cuenta que debemos quitarnos la mascarilla, lo más importante es mantener un distanciamiento de 2 metros con otras personas, así como también optar por lugares que se encuentren al aire libre. Aquí también es indispensable el nivel de cuidado que tengan en el restaurante desde una persona que controle el ingreso y la colocación de afiches educativos.

Otra de las dudas más comunes es si al hacer ejercicio al aire libre tenemos algún tipo de riesgo, en realidad en deportes como ciclear, si lo hacemos solos, con distanciamiento y utilizamos mascarilla el riesgo es casi nulo. Sin embargo debemos tomar en cuenta el lugar y tipo de deporte para evitar el contagio.

Aprendamos a vivir con el COVID-19, en la responsabilidad está la prevención

Cada vez en el país se van reduciendo las restricciones puesto que no son sostenibles en el tiempo, hay muchos negocios y personas que han estado paralizadas y ya necesitan estar activas. Es por eso que con el nuevo plan “yo me cuido” debemos recordar que es 100% nuestra responsabilidad protegernos y proteger a nuestras familias. Debemos mantener las medidas de bioseguridad: seguir utilizando la mascarilla, tener un correcto lavado de manos y todas las formas de higiene. Es así como también se recomienda mantener una buena nutrición para fortalecer nuestro sistema inmune, desde incluir alimentos altos en proteínas, frutas y vegetales, hacer actividad física y dormir mínimo 8 horas.

También debemos seguir desinfectando los productos que compramos en el supermercado o la comida que recibimos a través de delivery, por lo tanto todo lo que haya sido manipulado por otra persona siempre se tiene que desinfectar. Y por último no debemos dejar de lado el cuidado de nuestra salud mental, pues existen muchos casos de COVID psicológico, tratemos de buscar actividades que nos despejen y nos ayuden a sentirnos más tranquilos.

Para más información sobre el Dr. Fausto Moreno, especialista en Medicina interna y gastroenterología, te invitamos a agendar una cita aquí.

 

Doctorisy

About Doctorisy

Leave a Reply